Archives

Por David Castro (Vía Expresión Genética)

De lunes a viernes, a las 7:30 a.m. —minutos más o minutos menos—, llego al paradero de la Universidad de Lima a tomar el bus que me lleve hasta San Isidro. Personalmente, prefiero  “la JV” porque son más grandes y llegan rápido a mi destino. Los otros, en cambio, se estacionan en cada paradero el tiempo que sea necesario para llenarse (como si ése paradero fuera el único donde hubieran pasajeros), provocando la airada reacción de los usuarios que tan sólo exigen que el chofer haga su trabajo.

“¡Oiga (payaso), avance! “, “¡¿Qué esperas?!”, “¡Ya estás lleno (misherable)!”

La mayoría de los choferes ni se inmutan. Como si vivieran dentro de una burbuja, siguen estacionados hasta que el inspector le pida por las malas que avance. Otros se ponen malcriados y responden: “¡chapa tu taxi!” o “¡todos quieren viajar!”. Y cuando al fin se dignan a avanzar, le gritan al cobrador que cierre la puerta sabiendo que es imposible hacerlo.

Lo más irónico es que después de haber estado parados por diez minutos en un paradero, te apuran cuando te toca bajar en otro. “¡Baja rápido pe’ chochera!”. Incluso cierran el paso a la competencia sin importar si la venerable anciana ya terminó de bajar. Frenan en seco o aceleran entre cada semáforo. Los faros y espejos rotos están a la orden del día. Te cobran el pasaje al menos cinco veces durante el trayecto y, a partir de las 8:00 p.m., sólo llegan hasta Aviación o el Jockey.

Esto nos hace pensar si, en realidad, los transportistas de Lima sufren de algún tipo de trastorno mental que propicie ese comportamiento. Creemos que sí pero no teníamos forma de demostrarlo. Hasta ahora…

trastornos mentales choferes Lima

Un reciente estudio publicado esta semana en PLOS ONE revela que es común ciertos trastornos mentales como el abuso del alcohol, episodios depresivos, síntomas de ansiedad y síndrome de Burnout, en los choferes de transporte público de Lima.

El estudio

Entre enero y junio del 2010, un grupo de investigadores liderados por elDr. Paulo Ruiz-Grosso y la Dra. Mariana Ramos de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, colectaron información sobre el estado de salud mental de 505  choferes (278 de bus y 227 de mototaxis) de 25 empresas de transporte público de Lima, tanto de San Juan de Miraflores como de Carabayllo, a través de cuatro cuestionarios diseñados para evidenciar diferentes trastornos mentales, tales como: depresión, alcoholismo, ansiedad y síndrome de Burnout. Adicionalmente, complementaron el estudio con información sociodemográfica de los participantes.

Los datos mostraron que las 3/4 partes de los encuestados presentaban problemas de alcohol, muy superior al 22% de prevalencia en la población limeña hallado en el 2002. Incluso, este porcentaje es mayor que en los transportistas de otros países en vías de desarrollo como Brasil y la India. Sin embargo, el porcentaje de choferes con problemas de alcohol variaba dependiendo de la compañía a la que pertenecían.

El 13,7% de los transportistas sufría de episodios depresivos: el doble de lo esperado en la población limeña pero similar a lo hallado en los choferes de camiones de Brasil. Asimismo, la cuarta parte sufría de problemas de ansiedad y el 14% del síndrome de Burnout.

En todos los casos, la prevalencia de trastornos mentales en los transportistas fue superior a lo que uno esperaría encontrar en la población limeña.

Reforma del transporte

Un dato interesante que mostraron los investigadores fue que los choferes que trabajaban en compañías ilegales presentaban un peor estado de salud mental debido a los bajos estándares laborales, por ejemplo, más horas manejando vehículos inadecuados y el estrés intrínseco de realizar un trabajo ilegal.

Uno de los problemas que se percibe es la forma como actúan la mayoría de empresas de transporte público de Lima: o bien le alquilan el vehículo al chofer a una tarifa diaria o bien los transportistas son dueños de la unidad y sólo le pagan a la empresa por usar la ruta que le fue autorizada. Es así que sus ingresos dependerá del número de pasajeros que suban a su vehículo. Si a esto le sumamos que las unidades de transporte público son principalmente combis y custers, cuya capacidad es muy limitada (20 y 40 pasajeros, respectivamente, cuando están llenos), y que, además, los choferes deben subcontratar a un “especialista en convocatoria de usuarios y recaudación de tasas por uso de servicio”, también conocido como cobrador, sus ingresos diarios son bajos, a menos que hagan varias rutas al día (más horas manejando) y que consigan la mayor cantidad de pasajeros posibles, incluso acortando ilegalmente sus rutas.

Hay empresas donde esto no ocurre (sin contar al Metropolitano), en las cuales los conductores están en planilla, las unidades de trabajo —que además son buses grandes— son proporcionadas por la misma empresa, no requieren de cobrador, llevan un control adecuado —a través de los boletos— de los pasajeros que suben y el precio que pagan según la distancia que recorren y cumplen con sus rutas autorizadas. Lamentablemente, estas empresas son escasas pero se nota claramente la diferencia en el comportamiento de los choferes.

De por sí, conducir en Lima es estresante para cualquier persona. Pero los choferes de transporte público están sometidos a este estrés por muchas horas al día, por lo que sus problemas de conducta y, por qué no, algunos de los trastornos mentales que presentan, sean a causa esto.

Esperemos que la reforma del transporte propuesto por la Municipalidad de Lima, permitan reducir la problemas encontrados en este estudio, el cual servirá como línea de base para un posterior análisis y ver si la prevalencia de trastornos mentales encontrados en los transportistas actualmente logre reducirse.

Referencia:

Ruiz-Grosso P, Ramos M, Samalvides F, Vega-Dienstmaier J, Kruger H (2014) Common Mental Disorders in Public Transportation Drivers in Lima, Peru. PLoS ONE 9(6): e101066. doi: 10.1371/journal.pone.0101066

Artículo publicado en julio del 2014, via El Comercio

accidentes de transito, acoso sexual, agresion, bestias de 2 patas, lima, transporte publico
 Tres capitales de América Latina fueron nombradas con los sistemas de transporte menos seguros para las mujeres.


Tres capitales de América Latina fueron nombradas con los sistemas de transporte menos seguros para las mujeres. Fuente: WEFORUM

“Yo sabía que estaba en peligro por la forma en que se me erizó la piel en la parte posterior de mi cuello. Yo estaba caminando a casa, bien pasada la medianoche -. Lo oí antes de verlo “Así escribe Dae Levine, una defensora de ciudades seguras para las mujeres, de la noche en que por poco evitó ser atacado por un desconocido en Nueva York. Y sin embargo, de todas las ciudades evaluadas en un estudio de Reuters en los sistemas de transporte más peligrosos del mundo para las mujeres, de Nueva York se reconoce que es la más segura. La ciudad ocupa el último lugar en una encuesta de 16 ciudades, con sólo tres de cada 10 mujeres que denuncian haber sido objeto de abuso verbal en los autobuses y trenes.

Donde quiera que estén, en el primer mundo o países en desarrollo, en los trenes de cercanías abarrotados o caminando a casa desde el pozo del pueblo, millones de niñas y mujeres sufren acoso, la violencia y la intimidación sobre una base diaria. Lo que con la rápida urbanización (desde 2011, más personas viven en las ciudades que en las zonas rurales), las ciudades han llegado a ser particularmente peligrosa, con ayuntamientos luchando para mantener los estándares de seguridad pública en la cara de las poblaciones en rápida expansión, y el apoyo chirriante infraestructura de transporte. La Fundación Thomson Reuters, en colaboración con la empresa de sondeo de YouGov, preguntó a más de 6.550 mujeres en 15 de 20 ciudades capitales más grandes del mundo, además de Nueva York (la ciudad más grande en los Estados Unidos), qué tan seguro que sintió cuando se viaja en el transporte público. Las preguntas dirigidas cinco puntos: Cómo las mujeres se sentían seguros de viajar solo por la noche El riesgo de ser acosadas verbal o físicamente La probabilidad de que otros pasajeros que vienen en su ayuda La confianza de que las autoridades investigar los informes de acoso o violencia La disponibilidad de transporte público seguro.

Bogotá y otras dos capitales de América Latina – Ciudad de México y Lima, Perú – fueron nombradas como las tres ciudades con los sistemas de transporte menos seguros para las mujeres, con más o menos 60% de las mujeres encuestadas reportando el acoso físico durante el viaje. A Ciudad de México le fue peor, con un 64% de las 380 mujeres cuestionaron diciendo que habían sido acosadas ​​a tientas o en el transporte público de otra manera. En Lima la cifra fue de 58%. En Londres, por el contrario, la cuarta ciudad más segura en la encuesta, la cifra fue de sólo el 19%. Maria de Crass, jefe de la política en el Foro Internacional de Transporte de la OCDE, dijo que los resultados pusieron de relieve la necesidad de una mayor acción. “Cuando no es frecuente el transporte, confiable, accesible, esto puede afectar la mujer y la posibilidad de que cualquiera pueda acceder oportunidad y sobre todo el empleo en las zonas urbanas, que pueden hacer una gran diferencia para las mujeres en particular,” dijo a Reuters.

La violencia y la amenaza de abuso de mujeres y restringen la libertad de movimiento de las niñas, dice ONU Mujeres en su sitio web. “Se reduce su capacidad de participar en la escuela, el trabajo y la vida pública. Se limita su acceso a los servicios esenciales y el disfrute de las oportunidades culturales y recreativas. También afecta negativamente a su salud y bienestar “. ¿Cuáles son las ciudades que hacen algo al respecto? En Nueva York, clasificado por primera vez para la seguridad de la encuesta, hay una creciente red de cámaras de seguridad CCTV en calles y rutas de transporte, quioscos y ayudar a señalar la presencia de policía obvia. Tokio, clasificado en segundo lugar, fue una de las primeras capitales importantes para introducir trenes exclusivos para mujeres en el año 2000, la codificación por colores las áreas designadas en rosa y el empleo de la policía de tránsito para hacer cumplir las normas. Sólo para mujeres secciones están ahora también conocer en los autobuses y trenes de todo el mundo – desde Bogotá a Yakarta, El Cairo a Kuala Lumpur – mientras que otras ciudades, como Londres, están debatiendo nuevas medidas de seguridad, tales como la introducción de una línea telefónica de acoso las 24 horas y la mejora iluminación.

Ante esta situación, ¿qué podemos hacer para bajar los altos índices de acoso sexual en el transporte público? Ya que las autoridades parece que NO les interesa el tema, los ciudadanos de a pie debemos organizarnos para estar atentos y solidarizarnos con las mujeres que sufran algún tipo de agresión sexual en la combi, cúster o bus. Pensemos en nuestras madres, hermanas, primas, sobrinas, en la pareja, nadie está a salvo.

Fuente: WEFORUM

robo, robos
robos en el transporte público, asaltados a mano armada

robos en el transporte público, asaltados a mano armada

Los asaltos a mano armada en los buses y micros son pan de cada día. Los choferes de servicio público están atemorizados pues los delincuentes suben como pasajeros y durante el robo “los despojan de las ganancias de día”.

  1. PRINCIPALES RUTAS DE ROBO EN TRANSPORTE PÚBLICO

Una nota de 90 Central dio a conocer las cruces donde, según refirieron los choferes, los han asaltado en más de una oportunidad: Av. Pershing, Av. Guardia Civil, Av. Javier Prado, Av. La Marina y aseguraron que el horario más recurrente es en horas punta.

  1. EXTRANJEROS ESTARÍAN USANDO ESTA MODALIDAD

Los conductores también denunciaron que fueron víctimas de asaltantes con acento colombiano, entre el cruce de las avenidas Javier Prado con Arenales.

  1. YOUTUBE: ESTOS SON SUS TESTIMONIOS

¿Qué otra zona crees que se han incrementado los ROBOS en el transporte público?

accidentes de transito, bestias al volante, bestias de 2 patas, reglamento de transito, sancion ejemplar, seguridad vial, transporte publico

La Municipalidad de San Borja indicó que ha dispuesto que más serenos patrullen la calle La Técnica y los alrededores a la sede del Ministerio de Educación, ello tras un video difundido en Facebook en donde se ve a un vigilante y un vecino insultando y amenazando a los choferes que estacionen sus autos en esta zona. El detalle es que se trata de una zona pública en donde cualquier persona podría parquear su vehículo.

Respuesta de Municipalidad de San Borja ante denuncia

Respuesta de Municipalidad de San Borja ante denuncia

El video original de la denuncia de Andrei Bartra:

//

VECINOS MATONES EN SAN BORJAHoy lunes 6 de Julio, me estacioné en uno de los ESTACIONAMIENTOS PÚBLICOS en la Calle La Técnica en San Borja, cuando un “vigilante”, según él autorizado por la junta vecinal, viene a decirme que no puedo estacionarme en ese lugar.Yo le digo que estoy en un espacio público válido para estacionar, a lo que responde con AMENAZAS de bajar las llantas y romper las lunes de mi vehículo.Me voy a la caseta de Serenazgo para que me ayude a aclarar el asunto. El oficial de Serenazgo me indica que, efectivamente, el estacionamiento es PÚBLICO y que puedo dejar ahí mi auto. Sin embargo, cuando le preguntamos si ellos pueden garantizar la seguridad de mi auto frente a las amenazas de los vecinos (BAJAR LAS LLANTAS Y ROMPER LAS LUNAS), me dijo que NO. Luego de esto, mientras me retiraba observo al “vigilante” tratando de bajar las llantas de mi auto. Le digo que no puede atentar con mi propiedad privada y procedo a grabarlo. El señor responde de manera violenta lo que llama la atención de unos matones que me encaran, me agreden y me arranchan el celular.Las imágenes hablan por si solas.Es inadmisible que en San Borja, que alardea de ser un distrito seguro, las autoridades no te aseguran el respeto a tus derechos e impera la violencia y la matonería. Sobretodo cuando hay salidas muy simples y que respetan la ley para solucionar el problema (La municipalidad podría cobrar parqueo por ejemplo)Espero que por el bien de todos la Municipalidad de San Borja implemente medidas para solucionar esto.Bestias al volante Municipalidad De San Borja Álvaro Zapatel Agustin Valencia-Dongo Hans Frech

Posted by Andrei Bartra on Lunes, 6 de julio de 2015

 

Dos usuarios de denunciaron que el vigilante de esta calle identificado como Mendoza Cáceres y un vecino insultan y agreden a dos personas que habían estacionado su auto en esta zona. Ellos indicaron que está prohibido aparcar en este lugar y que si no se retiraban los vehículos sufrirían daños, como pinchazos de llantas o destrozos de lunas.
Por si acaso, aquí queda la mencionada calle, para quienes quieran ir a preguntarle a los “matoncitos” porqué no dejan estacionar en un ESTACIONAMIENTO PÚBLICO.
calle la tecnica - San Borja
Créditos: Google (Así como algunos medios CITAN al whatsapp y no nos citan como FUENTE)

Día sin carro en Bogotá

1,5 millones de autos dejaron de circular durante una jornada, la segunda del año

En la madrugada del miércoles, a las 4.45, Carlos Benjumea, un joven taxista, vivió una escena que nunca había visto en sus 12 años como conductor. En la avenida Boyacá, una de las principales arterias de Bogotá, se había formado un atasco porque miles de personas intentaban llegar a sus trabajos en el día sin coche y sin moto, que empezaba en 15 minutos. “Era como si fueran las 7 de la mañana”, señala Carlos, refiriéndose a los trancones habituales que padecen a diario los capitalinos.

Es la segunda vez en el año que se realiza esta jornada en la capital de Colombia, lo que significa que más de 1.500.000 de autos particulares dejaron de circular. La primera fue en febrero y todo apunta a que vendrán dos más por el éxito que para la alcaldía deja este ejercicio. No solo porque el sistema de transporte masivo tuvo más usuarios y los ciclistas pudieron moverse a sus anchas, sino porque se redujo la contaminación. En la tarde, la ciudad, con cerca de 7 millones de habitantes, estaba medio vacía de vehículos, pero en las ciclovías era fácil encontrar a cientos de ciclistas.

Por 14 horas y media el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, quien este año deja su cargo en medio de polémicas como la prohibición de las corridas de toros, limitó la circulación de coches particulares y motos. De esta forma obligó a muchos a usar el transporte público, los taxis y las bicicletas. Los dos primeros son criticados a diario por su mal servicio. Aún así, según reportes de las autoridades de movilidad, 1.830.000 personas, un 4,7% más, utilizaron Transmilenio, el servicio de buses articulados que a falta del metro, transporta a los bogotanos.

El llamado Sistema Integrado de Transporte, SITP, fue utilizado por poco más de un millón de personas, un 19% adicional a lo que lo hacen en un día normal. Y fue precisamente ese incremento en el número de usuarios del transporte público el que provocó que en las horas pico, en la mañana y en la tarde, se presentaran largas colas, más que las habituales, para ingresar a las estaciones de Transmilenio. También, que a muchas personas les tocara esperar por un buen tiempo los buses del sistema integrado que iban atiborrados de usuarios. Esto evidencia que hay que mejorar la oferta si lo que se busca es incrementar el uso del transporte público.

Los ciclistas, en cambio, fueron los reyes de la jornada. Según los reportes, los ciudadanos usaron la bicicleta un 117% más. “La ciudad no se paralizó. La ciudadanía se movilizó en transporte público y en bicicleta”, dijo Gustavo Petro, defendiendo la iniciativa. Se suma el impacto positivo en la reducción de la contaminación ya que los niveles de hollín, humo y polvo bajaron un 15%.

Desde hace 15 años, en Bogotá se vive, pero solo una vez al año, el día sin carro, con la idea de que los usuarios de vehículos particulares utilicen más el servicio público y la bicicleta. Ahora la alcaldía quiere extender la iniciativa a más días, lo que para algunos analistas distrae del gran problema de movilidad que tiene la capital por la falta de infraestructura y de cultura ciudadana, entre otras cosas. El gremio de los comerciantes es uno de los que se opone y ha denunciado los graves efectos que supone para el sector, por el bajo flujo de compradores. Bruce Mac Master, presidente de la ANDI, el principal gremio, calificó como “valioso” el experimento, pero sostuvo que tiene “un costo para la economía, ya que afecta a muchos sectores”. Sin embargo, Bogotá demostró una vez que está aprendiendo a vivir sin coche, aunque sea por unas horas.

Fuente: EL PAIS.

Operativos contra combis y taxis informales empiezan hoy, afirmó ministro Urresti

Operativos contra combis y taxis informales empiezan hoy, afirmó ministro Urresti

Desde el local de Escuadrón Verde del Cercado de Lima, el ministro del Interior, Daniel Urresti, anunció que desde este miércoles se iniciarán los operativos para intervenir a los vehículos que brindan el servicio de taxi de manera informal, así como a las combis no autorizadas que operan en la ciudad de Lima.

Los operativos estarán a cargo de personal de fiscalización de personal de la Municipalidad Lima Metropolitana y contarán con el apoyo de la Policía Nacional. “Se comenzará a detener combis que no estén autorizada y los taxis que no sean oficiales, los taxis informales, y serán trasladados a los depósitos”, señaló el titular del Interior.

Además, manifestó que, conforme se vayan habilitando más depósitos, se incrementará el número de unidades vehiculares informales que se irán deteniendo.

custers y combis al deposito

El ministro del Interior, Daniel Urresti, planteará una modificación a las normas de tránsito para enviar al depósito a todas las unidades de transporte público (combis, cúster y buses) que acumulen más de dos papeletas por infracciones.

La aplicación de la propuesta, agregó Urresti, será debatida está semana con autoridades del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) y de la Municipalidad de Lima Metropolitana (MLM).

El funcionario pidió a la Municipalidad de Lima habilitar más depósitos donde puedan internarse los vehículos infractores, por lo que es importante que la autoridad edil se pronuncie al respecto.

Adelantó que también se coordinarán acciones para intervenir y llevar al depósito a los taxis no autorizados a prestar el servicio, dado que están circulando vehículos piratas que en algunos casos son utilizados por delincuentes para perpetrar asaltos.

MAYOR CONTROL
De otro lado, el ministro del Interior informó que la Policía de Tránsitointensificará la fiscalización de los vehículos que se estacionan en zonas prohibidas o rígidas señalizadas en Lima.

Refirió que muchos conductores infringen las normas vigentes y lasanción que podrían recibir es del 8% de una UIT, es decir, S/.304.Además, el conductor acumula 20 puntos en la escala de infracciones y su vehículo debe ser llevado al depósito municipal.

Fuente: Perú21

Via Evitamiento - Via Parque Rimac

Via Evitamiento – Via Parque Rimac

El consorcio Vía Parque Rímac restringirá el tránsito en la Vía de Evitamiento a un solo carril, de las 00 horas a las 5 a.m. el 31 de julio, y el 1 y 2 de agosto, para reparar los puentes peatonales ubicados entre Los Ficus (Los Nogales) y la Atarjea.

Los puentes contarán con rampas de acceso -y en algunos casos ascensores- para personas discapacitadas.

El 31 de julio se cerrará la Vía de Evitamiento, desde la Atarjeahasta Los Ficus en sentido de norte a sur (del Centro de Lima al Trébol de Javier Prado), para trabajar en los puentes peatonales Manuel Ugarteche-Nocheto y G. Lobatón. Los conductores podrán usar el carril adicional que está en construcción.

El 1 de agosto se volverá a cerrar el sentido de norte a sur entre la Atarjea y Los Ficus, para reparar el puente peatonal Cooperación Universal (Perales), pero solo hasta las 2:30 a.m.Luego se cerrará este mismo tramo, pero en sentido de sur a nortepara terminar las obras en Perales.

El 2 de agosto volverán a cerrar el tramo entre Los Ficus a la Atarjea, en sentido de sur a norte para terminar las obras en los puentes peatonales Manuel Ugarteche-Nocheto y G. Lobatón.

Los usuarios que vayan por este tramo en cualquiera de estos días, podrán usar uno de los carriles adicionales que está en construcción.

Habrá trabajadores del consorcio para dar auxilio y orientación permanente a los conductores.

Fuente: El Comercio