Archives

accidentes de transito, asfixiados, perros, rescatar

Últimamente hemos visto en Lima – Perú que se han incrementado los casos de personas que dejan a sus mascotas DENTRO de los autos mientras ellos hacen sus compras en centros comerciales, sin tomar en cuenta que poco a poco LA TEMPERATURA AUMENTA y la mascotita indefensa puede sufrir de INSOLACIÓN o DESHIDRATACIÓN. Desde el año 2014, el estado de Tennessee en Estados Unidos dio un gran paso para solucionar este problema.

Perro dentro de un auto sacando la nariz por una ventanilla

El congreso estatal de Tennessee legalizó hace 2 años la acción de RESCATAR A CUALQUIER ANIMAL que sufra a consecuencia del calor por estar encerrado dentro de un auto. Anteriormente romper el vidrio de un auto para liberar a una mascota implicaba una serie de demandas por parte del dueño del vehículo. Ahora será lo contrario, el único que deberá enfrentar cargos será el INHUMANO que dejó a su mascota en su coche.

Perro dentro de un coche sacando su nariz por la ventanilla de un coche

Este tipo de leyes no son nuevas en Tennessee, ya que en abril de 2014 se legalizó que las personas pueden rescatar a cualquier menor de edad que se encuentre dentro del automóvil.

GIF de un perro sacando la cabeza por una ventana de un coche en movimiento

La pregunta cae por su propio peso: ¿Cuándo las autoridades peruanas implementarán una ley parecida para salvaguardar la integridad de los perritos que están por varias horas dentro de un auto?

Fuente: Recreo Viral

Lunas polarizadas

El ministro del Interior, Daniel Urresti, anunció la eliminación de los permisos para el uso de lunas oscurecidas en autos particularesdebido a que entre el 80 y 90 por ciento de los vehículos que se utilizan para cometer actos delictivos tienen esas características.

El alto funcionario indicó que esta restricción no afectará, sin embargo, a los vehículos oficiales, los cuales sí continuarán usando lunas oscurecidas.

Manifestó que se está preparando la norma respectiva, la cual, estimó, espera sea publicada en una o dos semanas en el diario oficial El Peruano.

Urresti dijo que cuando un delincuente quiere realizar un acto delictivo, suele robar antes un vehículo nuevo y de preferencia con lunas oscurecidas; y luego de cometer su fechoría, lo abandona.

“Entonces, la idea que mucha gente tiene de colocar lunas oscurecidas para que no le asalten y no lo vean quién va dentro, no funciona. La lógica es al contrario: si tienes lunas y un carro nuevo, te estás poniendo primero en lista de los que pueden ser asaltados”, expresó.

Recordó que hay tres tipos de lunas oscurecidas: de primer nivel (que puede apreciarse ligeramente desde afuera); segundo nivel (solo se ve la silueta de quienes ocupan el vehículo) y tercer nivel (en el que el oscurecimiento es total y desde fuera no puede verse nada).

FUENTE: RPP