Perú pierde US$ 20,000 millones anuales por caótico sistema de transporte

La Javier Prado: Tráfico en plena hora punta

Pérdidas anuales de 20,000 millones de dólares -equivalente al 10 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI) en 2013- genera el caótico sistema de transporte urbano en Perú, afectando sobre todo la salud y la economía de las familias, señalaron hoy expertos en el tema.

Luis Gutiérrez, secretario general de la Asociación Latinoamericana de Sistemas Integrados de Transporte y Buses de Rápido Tránsito (SIBRT), señaló a la agencia Andina que, de ese total de pérdidas, el 4% corresponde al ámbito de la salud pública, 4% a la operación del transporte, y 2% a la economía familiar.
Explicó que los efectos negativos en la salud se manifiestan en la pérdida de vidas y elevados costos de atención médica por discapacidad temporal y permanente ocasionadas por los accidentes de tránsito, los cuales son asumidas por las familias y los servicios de salud pública.
Asimismo, se observa una creciente incidencia de enfermedades crónicas no transmisibles derivadas del sedentarismo (cardiovasculares, diabetes, hipertensión arterial, entre otras), la contaminación ambiental (del aire, sonora, visual, etc.) y un mayor estrés, vinculados a un sistema de transporte obsoleto, agregó.
El especialista afirmó que los efectos negativos en el propio sistema de transporte urbano se manifiestan en pérdida de tiempo por la congestión del tráfico, debido a un parque vehicular muy antiguo, pugna por recojo de pasajeros y recorridos demasiado largos. Esto a su vez genera desperdicio de combustible y mal uso de la infraestructura y del equipamiento vehicular.
En el ámbito económico, el perjuicio se traduce a nivel empresarial en la pérdida de oportunidades en inversión y empleo, menores ingresos, gastos en reparaciones de las unidades obsoletas con alta siniestralidad y contaminante, dijo.
Esta pérdida anual de 20,000 millones de dólares se carga a los gobiernos, a las empresas y a las familias“, enfatizó, al indicar que si se logra ordenar el sistema de transporte urbano con un enfoque sostenible, se puede reducir estas pérdidas a la mitad, lo que significaría un ahorro anual de al menos 10,000 millones de dólares.
Cambio del modelo
A partir de este diagnóstico, Gutiérrez refirió que un estudio técnico elaborado por SIBRT plantea la transformación del caótico sistema de transporte urbano actual en uno donde la movilidad sea un derecho de todos. Esta propuesta se aplicaría en las 12 ciudades donde reside el 50% de la población del Perú .
Comentó que este modelo privilegia a la persona en vez de los vehículos motorizados, por lo que apuesta por un sistema que estimule la movilidad peatonal y en medios como la bicicleta para trasladarse hasta puntos de conexión con sistemas de transporte masivo ordenados y modernos.
Con estos desplazamientos peatonales o en vehículos no motorizados mejorará la salud de las personas al evitarse el sedentarismo que desencadena en enfermedades diversas, con lo cual se revertirá el alto y creciente costo que demandan al Estado y a las familias los servicios de atención sanitaria pública y privada“, manifestó.
Asimismo, el nuevo modelo propone una reforma en el sistema de transporte actual, convirtiéndolo en uno donde prime la formalización y organización de las empresas, ordenamiento del servicio, diseños de rutas integradas con medios masivos como el metro y buses de rápido recorrido, y una infraestructura en correcto estado de mantenimiento.
En ese sentido, Gutiérrez destacó el esfuerzo que viene realizando el Municipio de Lima para poner en marcha una reforma del transporte urbano con este enfoque sostenible, inspirado en experiencias exitosas como las aplicadas en ciudades como Curitiba (Brasil), pionera en América Latina, así como en Santiago de Chile, Bogotá y Cali (Colombia), y en muchas de Europa y Asia.
Inversión
El experto estimó que para poner en marcha este cambio de sistema de transporte, según la propuesta del SIBRT, se requiere un presupuesto estimado en 5,750 millones de dólares,equivalente a la inversión que se hará en la construcción de la Línea 2 del Metro de Lima. De esta suma, el 70% sería asumido por el sector privado, anotó.
La inversión se destinaría a reemplazar toda la flota actual de transporte público que presta servicio en las 12 ciudades consideradas en el estudio técnico, entre las que figuran Arequipa, Chiclayo, Cusco, Ica, Iquitos, Juliaca, Lima y Piura.
Además, se debe invertir en mejoras en la infraestructura urbana, habilitando una red vial integrada, que permita una eficiente conexión entre las rutas de los servicios regulares con los medios masivos (metro y buses de tránsito rápido).
Esa red integrada combina una política de movilidad urbana con una política de uso de suelos, estableciendo metas de densificación residencial y vinculación de destinos, lo que a su vez generará una ciudad articulada. Estas acciones tendrán un impacto positivo en la salud y la economía de las personas y las empresas dedicadas a este servicio”, manifestó.
Señaló que otro campo de inversión necesario es la mitigación social derivada del cambio de sistema, permitiendo la reconversión laboral para aquellos que no continúen prestando servicio y puedan dedicarse a otros emprendimientos y negocios.
Este cambio de paradigma implica también un cambio de cultura respecto a la movilidad, por lo que se tiene que educar a la población en el buen uso del nuevo sistema de transporte y en incorporar costumbres saludables, como desplazarse mayores distancias a pie o en medios no motorizados para tener una buena salud. Y con ello su economía será también saludable”, enfatizó.
El secretario general de SIBRT afirmó que mayores detalles sobre este tema y otros vinculados al transporte público serán abordados en la “Cumbre de Ciudades Líderes en Movilidad Sustentable en América Latina”, a realizarse en Lima del 5 al 8 de agosto.
El objetivo de este cónclave, que reunirá a más de 50 alcaldes de América Latina – y al que han sido invitados los burgomaestres de las 12 ciudades peruanas donde se plantea el cambio de sistema de transporte-  es compartir las experiencias de éxito y modelos de ciudades donde el transporte es un derecho para todos. Se abordará los casos de éxito de ciudades de países como Brasil, Colombia, México, Chile, Europa. 
Luis Gutiérrez es ingeniero economista graduado en la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI). Tiene una maestría en Economía y estudios de doctorado en Ciencias Políticas en la Universidad de Boston.
En la administración pública se desempeñó como viceministro de Transportes (2001) y dirigió uno de los proyectos más grandes de reconstrucción en el sur del Perú (2001-2002). Además ha sido consultor de organismos y bancos multilaterales. Actualmente es secretario general de SIBRT.
(FIN) LZD/LZD
FUENTE: ANDINA
Share this Story

Related Posts

Comments are closed.