Month: abril 2016

accidentes de transito, acoso sexual, agresion, bestias de 2 patas, lima, transporte publico
 Tres capitales de América Latina fueron nombradas con los sistemas de transporte menos seguros para las mujeres.


Tres capitales de América Latina fueron nombradas con los sistemas de transporte menos seguros para las mujeres. Fuente: WEFORUM

“Yo sabía que estaba en peligro por la forma en que se me erizó la piel en la parte posterior de mi cuello. Yo estaba caminando a casa, bien pasada la medianoche -. Lo oí antes de verlo “Así escribe Dae Levine, una defensora de ciudades seguras para las mujeres, de la noche en que por poco evitó ser atacado por un desconocido en Nueva York. Y sin embargo, de todas las ciudades evaluadas en un estudio de Reuters en los sistemas de transporte más peligrosos del mundo para las mujeres, de Nueva York se reconoce que es la más segura. La ciudad ocupa el último lugar en una encuesta de 16 ciudades, con sólo tres de cada 10 mujeres que denuncian haber sido objeto de abuso verbal en los autobuses y trenes.

Donde quiera que estén, en el primer mundo o países en desarrollo, en los trenes de cercanías abarrotados o caminando a casa desde el pozo del pueblo, millones de niñas y mujeres sufren acoso, la violencia y la intimidación sobre una base diaria. Lo que con la rápida urbanización (desde 2011, más personas viven en las ciudades que en las zonas rurales), las ciudades han llegado a ser particularmente peligrosa, con ayuntamientos luchando para mantener los estándares de seguridad pública en la cara de las poblaciones en rápida expansión, y el apoyo chirriante infraestructura de transporte. La Fundación Thomson Reuters, en colaboración con la empresa de sondeo de YouGov, preguntó a más de 6.550 mujeres en 15 de 20 ciudades capitales más grandes del mundo, además de Nueva York (la ciudad más grande en los Estados Unidos), qué tan seguro que sintió cuando se viaja en el transporte público. Las preguntas dirigidas cinco puntos: Cómo las mujeres se sentían seguros de viajar solo por la noche El riesgo de ser acosadas verbal o físicamente La probabilidad de que otros pasajeros que vienen en su ayuda La confianza de que las autoridades investigar los informes de acoso o violencia La disponibilidad de transporte público seguro.

Bogotá y otras dos capitales de América Latina – Ciudad de México y Lima, Perú – fueron nombradas como las tres ciudades con los sistemas de transporte menos seguros para las mujeres, con más o menos 60% de las mujeres encuestadas reportando el acoso físico durante el viaje. A Ciudad de México le fue peor, con un 64% de las 380 mujeres cuestionaron diciendo que habían sido acosadas ​​a tientas o en el transporte público de otra manera. En Lima la cifra fue de 58%. En Londres, por el contrario, la cuarta ciudad más segura en la encuesta, la cifra fue de sólo el 19%. Maria de Crass, jefe de la política en el Foro Internacional de Transporte de la OCDE, dijo que los resultados pusieron de relieve la necesidad de una mayor acción. “Cuando no es frecuente el transporte, confiable, accesible, esto puede afectar la mujer y la posibilidad de que cualquiera pueda acceder oportunidad y sobre todo el empleo en las zonas urbanas, que pueden hacer una gran diferencia para las mujeres en particular,” dijo a Reuters.

La violencia y la amenaza de abuso de mujeres y restringen la libertad de movimiento de las niñas, dice ONU Mujeres en su sitio web. “Se reduce su capacidad de participar en la escuela, el trabajo y la vida pública. Se limita su acceso a los servicios esenciales y el disfrute de las oportunidades culturales y recreativas. También afecta negativamente a su salud y bienestar “. ¿Cuáles son las ciudades que hacen algo al respecto? En Nueva York, clasificado por primera vez para la seguridad de la encuesta, hay una creciente red de cámaras de seguridad CCTV en calles y rutas de transporte, quioscos y ayudar a señalar la presencia de policía obvia. Tokio, clasificado en segundo lugar, fue una de las primeras capitales importantes para introducir trenes exclusivos para mujeres en el año 2000, la codificación por colores las áreas designadas en rosa y el empleo de la policía de tránsito para hacer cumplir las normas. Sólo para mujeres secciones están ahora también conocer en los autobuses y trenes de todo el mundo – desde Bogotá a Yakarta, El Cairo a Kuala Lumpur – mientras que otras ciudades, como Londres, están debatiendo nuevas medidas de seguridad, tales como la introducción de una línea telefónica de acoso las 24 horas y la mejora iluminación.

Ante esta situación, ¿qué podemos hacer para bajar los altos índices de acoso sexual en el transporte público? Ya que las autoridades parece que NO les interesa el tema, los ciudadanos de a pie debemos organizarnos para estar atentos y solidarizarnos con las mujeres que sufran algún tipo de agresión sexual en la combi, cúster o bus. Pensemos en nuestras madres, hermanas, primas, sobrinas, en la pareja, nadie está a salvo.

Fuente: WEFORUM